Mitos y leyendas



Cuando imparto un curso me gusta advertir a mis alumnos sobre los "mitos", entendiendo por mitos aquellas frases que todos damos por ciertas porque la mayoría de las personas las repiten y las asumen como verdaderas; y les advierto sobre éllas con el fin de que sometan a un proceso analítico y de filtrado la autenticidad o no de la frase o cita, o sea "el mito", pudiendo ocurrir que lleguen a la misma conclusión que el "mito" o pudiendo llegar a la conclusión de que el "mito", para ellos, es falso.
Lo cierto es que vivimos rodeados de "mitos", y hay uno que lleva "machacando" mi cabeza cada vez que lo oigo y es la necesidad imperiosa de contar con, al menos, un pívot dominante para ganar una Euroliga, y cómo he tenido la suerte de poder vivir 3 Final Four en 4 años, a pesar de haber tenido la "desgracia" de no haber conquistado ningún título en dichas Final Four es por lo que me animo a ponerlo en duda.

Analicemos las últimas 3 Final Four, empezando de más reciente a más antigua:
Final Four Milán 2014, campeón Maccabi Tel Aviv: Maccabi cuenta en sus filas con un pívot dominante, Schortsianitis, sin embargo en la final juega sólo 9 minutos y es eliminado por faltas, siendo su incidencia en la final más bien escasa, quedando como pívot Alex Tyus, que es muy buen jugador pero no lo que entendemos como pívot dominante.
Final Four Londres 2013, campeón Olympiakos: En las filas de Olympiakos los pívots son Kyle Hines, jugador de gran calidad pero que no cumple con las premisas de un pívot dominante, mide 1,98, Georgios Shermadini que jugó en la final 6 minutos para un total de 3 puntos, Josh Powell que jugó los 6 primeros minutos de partido para un total de 2 puntos. Al 4 jugaban Pero Antic (gran jugador) que se caracteriza por su tiro de 3 y Printezis que, siendo un grandísimo jugador, sigue sin ser lo que se entiende por un pívot dominante, jugó 16 minutos para un total de 5 puntos.
Final Four Estambul 2012, campeón Olympiakos: Kyle Hines juega 18 minutos sin anotar, Joey Dorsey juega 13 minutos sin anotar (tampoco parece que Dorsey sea un pívot dominante, aunque gran jugador), Papadopoulos juega 4 minutos sin anotar, añadir a los ala-pívots Antic, 18 minutos 7 puntos, y Printezis 25 minutos y 12 puntos, éste último anotó la canasta ganadora sobre la bocina.

Pues parece que para ganar la Euroliga, por lo menos en los últimos años, no es extrictamente necesario tener un pívot dominante, algunos grandes equipos que sí lo tenían, o por lo menos contaban con pívots más dominantes que los citados, no han logrado el tan ansidado título en la Euroliga. Añado aquí, que los grandes "elefantes", como le gusta llamarlos a Moncho Monsalve, emigran a la NBA, rodeados de los mejores y, casi siempre, con suculentos contratos.

Y esto me recuerda constantemente a una fragmento del libro "Mate a sus vacas sagradas - Cómo las empresas exitosas mandan a paseo a las viejas ideas", escrito por D.Bernstein, B.Fraser y B.Schwab. Editorial Empresa Activa.
 
"He aquí tres vacas sagradas de nivel industrial, y ampliamente aceptadas en Hollywood, acerca de cómo hacer una película muy comercial: 'Un exitazo no  puede durar más de 2 horas', 'Un exitazo no puede acabar mal' y 'Un exitazo no debería tratar sucesos históricos reales porque todo el mundo conoce el final'.
Hay un exitazo sin embargo que usted no hubiese podido lograr de haber acatado esas vacas sagradas. Y es el éxito de todos los éxitos.
En 1997, James Cameron hizo una peliculita sobre un trasatlántico maldito. La película duraba 3 horas. Casi todo el mundo que salía en ella moría. Toda la audiencia sabía antes de sentarse en la butaca que el barco se iba a hundir. De manera que incluso el más breve resumen descriptivo de la película demuestra claramente que rechazaba tres inviolables preceptos de la realización de películas.
Independientemente de todo ello, sin embargo, Titanic ha recaudado en todo el mundo casi dos mil millones de dólares...
... Usted no necesita entender por qué tuvo éxito para apreciar el hecho de que, a veces, es provechoso matar una vaca sagrada"

¿Cúantas veces hemos matado una vaca sagrada y hemos triunfado? En la Euroliga, Olympiakos 2 veces y Maccabi 1 en los últimos 3 años... aunque quien sabe, quizá este año la gane alguien con, al menos, un pívot dominante y ustedes vengan aquí a restregarme el "mito" por la cara, quizá entonces les diré que asumimos el mito de que para ganar la Euroliga no hacía falta un pívot dominante. ;)



  
  
  

Comentarios (2) -

  • mvp
    me entrenaste en estudiantes y has sido el peor entrenador q e tenido en mi carrera.
    • Pues espero sepas perdonarme... y confío que otros hayan podido sembrar en tí aquelló que yo no fuí capaz por mi ignorancia o desconocimiento.

      Hago mía una cita de Ghandi "Puesto que yo soy imperfecto y necesito la tolerancia y la bondad de los demás, también he de tolerar los defectos del mundo hasta que pueda encontrar el secreto que me permita ponerles remedio."

      Gracias por tu comentario.

Agregar comentario

Loading