Hielo y fuego


Hoy Chema Buceta, un gran amigo, me había invitado a participar en una mesa redonda dentro del Máster de Psicología del Deporte de la UNED, mesa en la que también ha participado el ex-jugador de fútbol, y ahora entrenador, Albert Celades.

Coincidiendo que tenía que ir a la facultad de Psicología de la UNED, otro gran amigo, Angel de Juanas, me ha invitado a comer y  así aprovechar para compartir experiencias. La comida ha sido amena, como siempre que quedo con Angel; al final se ha disculpado, no podía quedarse a escuchar la conferencia pese a que le hubiera gustado mucho, tenía una cita a la que no podía faltar, su hijo Angel iba a disputar su primer partido de baloncesto y no quería perdérselo (cosa que entiendo perfectamente, dado que sé lo que le gusta el baloncesto y, sobre todo, sé lo que siente por su familia).

Curiosamente el motivo de su "disculpa" me ha traído a la mente una frase que solía comentar Luis Casimiro sobre los partidos que disputábamos antes del inicio oficial de la temporada... "Los resultados de pretemporada se escriben en barras de hielo", dando a entender que la importancia de dichos resultados era relativa, que en un breve espacio de tiempo dichos resultados se olvidarían y no tendrían importancia (lo que tardara en derretirse la barra de hielo).

¿y por qué os cuento esto? porque lo he relacionado con la vida, hoy Angel ha ido a jugar un partido de fuego, uno de esos partidos cuyo resultado queda grabado en el alma de nuestros seres queridos, uno de esos partidos que sí tienen importancia.

Y, simplemente, me ha hecho pensar en la cantidad de veces que he elegido jugar partidos de hielo porque no he sabido reconocer que al mismo tiempo podía estar jugando uno de fuego; o peor aún, porque he confundido el partido de fuego con el partido de hielo.

  
  
  

Comentarios (3) -

  • Mañana será un partido de hielo para mi, pero un partido de fuego para 14 niñas de 8 años,  gracias por continuar haciéndonos reflexionar
    • José Ángel... si es de fuego para esas 14 niñas, no sé por qué me da que de alguna manera también es de fuego para tí... ;)
      Un abrazo.

Agregar comentario

Loading