¿Esquías?



Recuerdo un día, dirigía por aquel entonces al cadete de Estudiantes, preparando un partido contra el Real Madrid, Angel Goñi, que por aquel entonces era director técnico de la cantera, se acercó después del entrenamiento para charlar conmigo. y mantuvimos una conversación más o menos así:
- (Angel) No crees que podáis ganar al Real Madrid ¿verdad?
- (Yo) ¿Por qué lo dices?
- (Angel) Durante todo el entrenamiento has dicho lo que no hay que hacer para no perder con el Real Madrid
- (Yo) No te entiendo Angel
- (Angel) En ningún momento has dicho lo que hay que hacer para ¡¡¡GANAR!!!
- (Angel) Sabes Jota, lo más difícil para un entrenador, no es aprender mucha técnica o mucha táctica, lo más difícil para un entrenador es ocultar sus miedos; de una manera u otra los acaba transmitiendo, ya sea por sus posturas corporales, por su comunicación... se traslada a los jugadores. Tienes que entrenarte para que no transmitas tus miedos, pero la mejor forma de no transmitirlos es no tenerlos!!!

Aquella frase resonó en mi conciencia durante un tiempo, pero terminó por golpearla años mas tarde; entrenaba entonces al EBA de Estudiantes y jugábamos contra Pozuelo, Jan Martín era miembro de aquel equipo y uno de los jugadores destacados del mismo, para aquel partido no podría jugar, estaba lesionado.
Al terminar la charla prepartido, Jan se quedó en el vestuario con los técnicos mientras sus compañeros salían a calentar, y lo que me dijo cambió mi forma de comunicarme con el equipo para siempre...
- (Jan) No crees que hoy podamos ganar, ¿verdad Jota?
- (Yo) Claro que podemos ganar Jan!!!
- (Jan) Que podemos ya lo sé yo, que tú lo creas lo dudo... durante la charla prepartido sólo has hablado de no perder.

Inmediatamente, aquella frase, me retrotrajo a la conversación con Angel años atrás... Zasssss... ¡¡¡estaba transmitiendo mis miedos!!!

Con el tiempo leí una metáfora que me gustó mucho y que utilizo desde entonces... ¿Habéis esquiado alguna vez? Si no lo habéis hecho, no os imagináis como son las pendientes que bajan los profesionales cuando los vemos por la tele, son auténticas paredes verticales. La primera vez que te preparas para lanzarte colina abajo por una pista negra (las de mayor dificultad) parece que te vas a tener que tirar en paracaídas, los esquíes sobresalen del suelo pero tú no ves la pendiente...hasta que no te lanzas no ves la pendiente, es como un precipicio; pues bien, todo buen esquiador sabe que el peso del cuerpo debe estar sobre la punta de los pies, es la forma de controlar los esquíes; sin embargo el miedo hace que tires de tu cuerpo hacia atrás (oponiéndote a la trayectoria de la pendiente), cuando lo haces el peso se va a los talones y pierdes el control de los esquíes, y normalmente te la pegas... para que tu peso siga en la punta de los pies debes lanzar tu cuerpo a favor de la pendiente, lo contrario de lo que el sentido común del miedo te dice, que es echarte hacia atrás...¡¡¡debes lanzarte (enfrentarte) a por tu miedo!!!

Y tú, ¿Esquías?

Nota: Gracias Angel por todo lo que aprendí a tu lado. ¡¡¡Siempre fuiste un maestro!!! Te sigo apreciando.

  
  
  

Agregar comentario

Loading